El agua potable es un bien vital escaso. Se estima que tan solo el 0,4 % del agua del planeta es apta para el consumo humano. Por eso, es fundamental invertir en la potabilización del agua, para asegurar que todo el mundo tenga acceso a este recurso vital.

    El ciclo del agua | Sostenibilidad
    ver vídeo

     

    ¿En qué consiste la potabilización del agua?

     

    La potabilización del agua es el proceso por el cual se trata el agua para que pueda ser consumida por el ser humano sin que presente un riesgo para su salud. Se refiere tanto para beber como para preparar alimentos.

    La potabilización consiste principalmente en eliminar sustancias que resultan tóxicas para las personas, como el cromo, el plomo o el zinc, así como algas, arenas o las bacterias y virus que pueden estar presentes en el agua. En definitiva, eliminar cualquier potencial riesgo para la salud de las personas.


    ¿Cómo potabilizar el agua?

    El agua se potabiliza en lo que técnicamente se conoce como una ETAP o Estación de Tratamiento de Agua Potable. Comúnmente se suele referir a estas instalaciones como plantas potabilizadoras.

    El proceso de potabilización del agua varía en función de las condiciones naturales del territorio. Por ejemplo:

    • Si la fuente del agua es superficial (agua de un río o lago), el tratamiento de potabilización suele consistir en un proceso de separación de ciertos componentes del agua natural, seguido de la precipitación de impurezas, filtración y desinfección con cloro u ozono.
    • Si la fuente de agua tiene presencia de sales y/o metales pesados los procesos de eliminación de este tipo de impurezas son más complicados y costosos. En zonas con escasez de recursos hídricos y costeras se puede obtener agua potable por desalinización, que se suele llevar a cabo por ósmosis inversa o destilación.

    Proceso de potabilización del agua en pasos:

    A pesar de que como hemos visto los procesos de potabilización son variados en función de la situación, vamos a exponer a continuación una serie de pasos que suelen ser recurrentes:

    Pretratamiento del agua

    Pretratamiento del agua

    El primer paso consiste en eliminar sólidos de gran tamaño. Se suele colocar una reja para evitar que se filtren peces o ramas. Después, con la ayuda de un desarenador se separa la arena del agua para evitar que pueda dañar las bombas de la planta potabilizadora. En esta etapa también es habitual una predesinfección para destruir algunas sustancias orgánicas.

    Coagulación-floculación

    Coagulación-floculación

    Las bombas de baja presión transportan el agua hasta una cámara de mezcla, donde se incorporan los componentes que potabilizan el agua. En esta fase del proceso de potabilización se ajusta el pH mediante la adición de ácidos o de álcalis y se añaden al agua agentes coagulantes.

    Decantación

    Decantación

    En el decantador se separa por gravedad las partículas en suspensión que transporta el agua. Los sedimentos nocivos más densos se quedan en el fondo, donde se eliminan y los menos densos continúan disueltos en el agua decantada.

    Filtración

    Filtración

    Tras el proceso de decantación, se hace pasar el agua por un medio poroso para eliminar los sedimentos menos densos. Estos filtros terminan de colar impurezas. Existen diferentes tipos de filtros, como de arena o carbón activado, y éstos pueden ser abiertos y por gravedad o cerrados y a presión.

    Desinfección del agua

    Desinfección del agua

    Finalmente, se añade cloro para eliminar cualquier tipo de bacteria o virus. Si se quieren eliminar agentes patógenos de aguas subterráneas o manantiales naturales, se puede conseguir también a través de la irradiación de rayos ultravioletas o con la aplicación de ozono, por ejemplo.

    Análisis

    Análisis

    Una vez finalizado el proceso en la ETAP, es imprescindible realizar diversos análisis del agua para asegurarse de que el proceso de potabilización ha sido exitoso. El agua potable debe ser incolora, inodora e insípida y cumplir con la reglamentación vigente de cada país.


    ¿QUÉ HACE ACCIONA EN MATERIA DE TRATAMIENTO DE AGUA?

    ACCIONA trabaja para garantizar el acceso al agua a las personas, desde la captación del agua, su potabilización o desalación, hasta su depuración y retorno al medio ambiente.

    Comprometidos con un futuro sostenible (2017)
    ver vídeo

    ACCIONA lleva a cabo la gestión de servicios integrales que abarca todas las etapas implicadas en el tratamiento de agua, haciéndola apta para consumo humano, posterior abastecimiento a la población y depuración de aguas residuales urbanas e industriales, con facturación directa a los usuarios finales.

    Conoce más sobre lo que hace ACCIONA en materia de agua

     

       


    ¡SOLO TE QUEDA UN PASO!

    Por favor, confirma tu suscripción en el email que acabamos de enviarte
    y habrás completado el registro.

    ¡SOLO TE QUEDA UN PASO!

    Por favor, confirma tu suscripción en el email que acabamos de enviarte
    y habrás completado el registro.

    Ha ocurrido un error.

    Tu correo ha sido dado de baja. No recibiras mas newsletters, a no ser que te vuelvas a suscribir. Muchas gracias