Gestión del Impacto Social (GIS)

ACCIONA desarrolla una metodología de gestión del impacto social (GIS) para asegurar que los proyectos que emprende en todo el planeta fortalecen su carácter Business as Unusual.

Una herramienta clave para medir y mejorar el entorno con la que evaluamos los impactos, común pero adaptada a los negocios de la corporación y radicada en todos los países donde trabajamos.  

La metodología GIS, propia de la corporación, se sustenta en estándares internacionales y en estas cuatro fases principales:

 

FASES DE LA METODOLOGÍA GIS:

  1. Caracterización del riesgo social: estudio del nivel de riesgo social del proyecto.
  2. Evaluación social del riesgo: análisis de las características sociodemográficas de las poblaciones del área de influencia del proyecto, identificación y valoración de los impactos sociales positivos o negativos y elaboración de una propuesta de medidas sociales.
  3. Comunicación y diálogo con las comunidades: establecimiento de vías de comunicación con las comunidades locales y otros grupos de interés para informarles sobre el proyecto, sus principales impactos y las medidas sociales que van a impulsarse.
  4. Implantación y seguimiento de medidas: puesta en marcha de las medidas seleccionadas para mitigar o evitar los impactos negativos, así como reforzar los positivos.
Nuestro compromiso con la sostenibilidad | ACCIONA

Estamos trabajando desde hace más de 9 años en la gestión de los impactos positivos y negativos que ocasionan sus actividades, más allá de los requisitos legales y contractuales.

GIS EN CIFRAS

124

proyectos con metodología GIS

27

países con iniciativas sociales

Multiplicando el valor de nuestro proyectos

Soluciones de alto impacto

Las infraestructuras que impulsan un desarrollo más sostenible.

ACCIONA trata de maximizar el impacto sostenible de sus proyectos. En línea con esta visión, la compañía ha diseñado las Soluciones de Alto Impacto: soluciones de negocio que incluyen proyectos adicionales implementados en el entorno de ejecución del proyecto principal, y que generan un impacto socioambiental positivo adicional.

 

Esta solución contribuye a la mejora de las condiciones de vida de la población y/o el medio ambiente, considerando no solo el impacto directo de la propia infraestructura durante todas sus fases de ejecución, sino, sobre todo, el impacto indirecto adicional sobre el entorno más próximo a la infraestructura o servicio prestado.

 

Se consigue acelerar la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 mediante actividades adicionales que aumentan sus impactos gracias a tres principios:

  • Análisis riguroso de la realidad local
  • Mejoras tangibles reales
  • Cooperación con terceros

Nuestro compromiso con la sostenibilidad