ANA (IBEX 35) +82,5400 (1,18 %)

¿Qué quieres buscar?

ACCIONA desarrolla una fachada inteligente para conseguir edificios con ‘consumo energético casi nulo’

24/01/2019
  • El proyecto europeo Bresaer combina medidas de aislamiento  energético con placas solares y sistemas de inteligencia artificial

El proyecto europeo de investigación Bresaer, liderado por la multinacional española ACCIONA, está desarrollando una fachada inteligente, que permitirá rehabilitar energéticamente edificios para convertirlos en viviendas y oficinas de consumo energético casi nulo.

Gracias a ello las necesidades de calefacción y aire acondicionado se reducirán un 30% y la energía generada por la propia fachada cubrirá el 15% de la demanda eléctrica. Además, mejorará el confort térmico del espacio y la calidad del aire.

El proyecto contempla el desarrollo de un nuevo tipo de envolvente, que se superpondrá a las fachadas y cubiertas de los edificios que se vaya a rehabilitar. Éste recubrimiento estará compuesto de diferentes módulos prefabricados que se adaptarán a las condiciones del edificio (climatología, usos, orientación, sombras…).

La nueva envolvente combinará medidas “pasivas” de mejora del aislamiento térmico, con otras de “activas” como la incorporación de placas solares.

Además, se dotará a esta fachada de sistemas de Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas de manera que cada uno de los elementos modulares de la fachada se adapten en tiempo real a los usos del inmueble y a las condiciones meoteorológicas externas. Así, la propia envolvente ajustará de manera “inteligente” la aportación de energía procedente de las placas solares, su almacenamiento, la posición de los elementos de sombreado de la fachada para regular la luz natural, etc.

El proyecto contempla el diseño de los módulos y su estandarización para que puedan ser fácilmente prefabricados de manera industrial y, tras un estudio específico de cada inmueble, instalados en la fachada y cubierta en mucho menos tiempo y con menores molestias que una rehabilitación al uso.

Los módulos son de fácil instalación y combinan materiales de alto aislamiento térmico, paneles fotovoltaicos, ventanas con sistemas de protección solar que proporcionan sombra o aislamiento térmico según sea necesario y pintura foto catalítica que repele el exceso de calor y es auto-limpiable.

La tecnología BRESAER se completa con sistema de Gestión de la Energía del Edificio que monitoriza y controla tanto los elementos activos de la envolvente como las instalaciones energéticas del edificio, integrando técnicas de control basadas en modelos de simulación que optimizan la automatización de la gestión de las instalaciones.

El objetivo final es transformar el edificio rehabilitado en un Edificio de Consumo Casi Cero (mediante la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración en un 30%, aumentar la contribución solar térmica para climatización en un 35% y cubrir el 15% de la demanda eléctrica con fotovoltaica. Así, la recuperación de la inversión en la rehabilitación se estima en 7 años.

El sistema, que se probará en un edificio de la Universidad de Burgos, será adaptable a un amplio rango de edificios y climas, incluidos edificios con geometrías particulares gracias a la dimensión ajustable de los paneles y estructura (una fotogrametría del edificio es requerida) y es estéticamente versátil, de manera que se puede adaptar a entornos urbanos diversos.

Contexto

Actualmente el 84% de los edificios en España son energéticamente ineficientes, según un estudio realizado por la EuroACE, la alianza de compañías por la eficiencia energética en los edificios.

El 70% del stock de edificios residenciales existentes en España fue construido entre los años 70 y 90,  y la mayoría de ellos tiene una calificación E, F o G.  Estos edificios, suponen un importante mercado de rehabilitación convencional y también de rehabilitación energética aplicando tecnologías como Bresaer.

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los bloques de viviendas y servicios consumen en España un 30,4% de la energía y dos tercios del consumo energético de los edificios se emplea en calefacción, refrigeración y ventilación. El 66 por ciento del consumo energético de los edificios se emplea en la calefacción, la refrigeración y la ventilación.

Ir arriba