Para combatir el cambio climático es indispensable la investigación y la colaboración internacional. El IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) se dedica a evaluar los impactos del ser humano en el clima y propone posibles soluciones, mientras que acuerdos y tratados globales como las Conferencias de las Partes (COPs) y el Protocolo de Montreal establecen pactos conjuntos y buscan un marco común de actuación contra el cambio climático.

La Conferencia de las Partes celebra de manera anual un encuentro en el que se dirimen las acciones que los Estados miembros pueden tomar para descarbonizar la economía y ayudar a los países en desarrollo. El Acuerdo de París, firmado a finales de 2015, supuso un punto de inflexión en las negociaciones sobre el clima dado que por primera vez todos los países acordaron establecer medidas para frenar el calentamiento global.

Sin embargo, uno de los ejemplos más claros de colaboración internacional exitosa en favor del medio ambiente es el Protocolo de Montreal. En 1989 entró en vigor este acuerdo que sirvió para erradicar el uso de clorofluorocarbonos (CFC) para la refrigreración. Gracias a ello, el agujero de la capa de ozono se ha reducido en más de 4 millones de kilómetros cuadrados en los últimos quince años.

Tal y como recoge el informe Tendencias Globales de Inversión en Energía Renovable 2017 se añadieron 138,5 gigavatios a la capacidad de energía mundial en 2016, un 9 % más que el año anterior, lo que confirma que la tendencia que siguen las principales economías del mundo lleva la clara línea de abandonar el carbón y apostar por las energías renovables, por lo que el futuro a corto y largo plazo pasa por invertir en la generación de energía limpia a través de la entrada voluntaria los mercados de para conseguir un mundo neutro en carbono.

 

Un planeta neutro en carbono

¿Has oído alguna vez el término neutralidad en carbono? Es el equivalente a un resultado neto de cero emisiones, una de las aspiraciones mundiales en la lucha contra el cambio climático contemplada en el Acuerdo de París. ¿Quieres conocer más detalles? No te pierdas este vídeo sobre la neutralidad en carbono